El pasado 21 de noviembre tuvo lugar la última mesa redonda de Orientaciones en tiempos de crisis en la que se exploró el tema de Lo rural: desafíos y oportunidades. El tema fue abordado desde tres aspectos fundamentales: educación, empleo y salud, la mujer rural y las migraciones.

Existe una necesidad urgente de la vuelta al mundo rural (fundamental para la subsistencia del ser humano). La cuestión es: ¿cómo posibilitar que esa vuelta sea de una forma sostenible y que perdure en el tiempo?

Educación, empleo y salud

Juan José Manzano, formador en procesos de innovación social, explicó que para poder volver al mundo rural es necesario afrontar los desafíos y necesidades en aspectos tales como la educación, el empleo o la salud. Se necesita formación en medios digitales y nuevas formas de producción, crear proyectos rurales factible, así como acceso a centros sanitarios dotados de medios materiales y personal facultativo. Todo esto teniendo en cuenta el medio rural, sus habitantes y las capacidades de estos.

La mujer rural

Mari Luz Fresneda, presidenta de FADEMUR (Federación de mujeres rurales), centró su exposición en la mujer rural. La mujer, por su capacidad de cuidar y organizar se convierte en un elemento fundamental en los proyectos de desarrollo.

La mayor dificultad es la de crear una mentalidad de empoderamiento en la mujer rural y hacerles ver que son elementos fundamentales ya que sin ellas es imposible llevar cualquier proyecto o explotación agraria a cabo por el papel que juegan en este entorno.

A pesar de ser cuidadoras en el entorno familiar, trabajadoras agrícolas y creadoras de proyectos en el mundo rural, no son reconocidas a niveles de dirección, representación en mesas de decisión o en cooperativas de creación de nuevos proyectos. La creación de una nueva visión de la mujer rural en una posición de igualdad con el hombre es uno de los desafíos primordiales.

Migraciones

Sinuhé Lozano, ingeniero agrónomo, expuso el problema de la migración desde el mundo rural a las grandes urbes como un proceso que ocurre a nivel mundial. El abandono de la vida rural por la vida en ciudad conlleva a situaciones de hacinamiento, estrés, mala nutrición, contaminación, etc., todo ello derivado de una necesidad de prosperar que el mundo rural no ha podido solventar.

La pandemia ha puesto en especial relevancia el hecho de que sin alimentos no hay sociedad ni civilización y que por lo tanto la agricultura es una necesidad fundamental. Esto impulsa el desarrollo de tres procesos: un nuevo modelo económico y de producción, un nuevo espíritu emprendedor y el retorno a una nueva ruralidad.

Para llevar acabo estas propuestas es necesario contar con un cambio profundo en el ser humano y el desarrollo de su espiritualidad, específicamente basado en valores como la honradez, el sentido de justicia o la empatía.

La globalización ha propulsado a la civilización actual a una nueva etapa en la que es primordial comenzar a pensar a escala planetaria y en la unicidad de la humanidad.

Para hablar sobre los desafíos y oportunidades que ofrecen la vida rural se sumaron a la conversación:

  • Juan José Manzano: Formador en procesos de innovación social para la reactivación del entorno rural.
  • Mari Luz Fresneda: Experta en emprendimiento de la mujer y desarrollo rural. Presidenta de FADEMUR Albacete.
  • Sinuhé Lozano: Ingeniero agrónomo y empresario, co-creador de ecosistemas de emprendimiento sostenible.
  • Coordina Farid Yazdani: Empresario, activista y divulgador social.

La próxima mesa redonda de Orientaciones en tiempos de crisis tendrá lugar el sábado 20 de febrero de 18:30 a 20:00 en el canal de YouTube de Orientaciones en tiempos de crisis y tratará el tema de La educación en el siglo XXI.

También puede visitar la web de Orientaciones en tiempos de crisis para obtener más información sobre los próximos eventos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here