A pesar de que la agenda de desarrollo 2030 plantea la focalización en las ciudades como espacio social clave para el desarrollo y el abordaje de la pobreza, en algún punto del camino debería analizarse, con visión a largo plazo, cuál sería la distribución poblacional más racional y saludable.
En este análisis, la perspectiva de tener comunidades autosostenibles en lo productivo, ecológico, cognoscitivo, con estructuras institucionales que pertenezcan a la localidad, pero interconectadas nacional y globalmente, puede constituir un buen horizonte sobre el que pensar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here