En el siguiente artículo, la Dr. Adela Cortina hace una evaluación del poder de la palabra y su impacto en la gobernanza.

Las premisas para una buena comunicación son la inteligibilidad, veracidad del hablante, verdad del contenido y la justicia de las normas. «Si esas pretensiones se adulteran, no hay palabra comunicativa ni auténtico diálogo, sino violencia por otros medios, violencia por medios verbales: discurso manipulador, discursos del odio, que dinamitan los puentes de la comunicación y hacen imposible la vida democrática» describe la autora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here